Ir al contenido principal

Entradas

Cristantemo.

Crisantemo.No te lo pierdas,
tiemblas y te retuerces como una lombriz sobre el asfalto en pleno agosto,
perdido y sin rumbo,
dándolo todo y perdiendo más.Todo va de ti,
no hay tablero porque el tablero eres tú
aunque ni siquiera te hayas parado a cuestionarte,
aunque la nada siga avanzando sin ti.Puedo evadirme y escaparme,
apagar y encender partes de mí,
dejándome a mí
y dejándome a ti.Pero esto tiene que morir,
tiene que parar,
que quedarse debajo de alguien que no seas tú.Y puede que ella llore,
y puede que me desquicie,
¿pero por qué tienes que mentirme y no vengarte hasta que no cosechas lo que siembras?Y puede que ella resurja,
y reclame el suelo que ocupas,
el aire que usurpas,
el vacío que irradias.Y puede que ella se me lleve consigo,
¿pero qué sentido tiene bailar con zapatos?
Entradas recientes

Cristantemo.

No te lo pierdas,
tiemblas y te retuerces como una lombriz sobre el asfalto en pleno agosto,
perdido y sin rumbo,
y si lo das todo,
pierdes más.Todo va de ti,
no hay tablero porque el tablero eres tú
aunque ni siquiera te hayas parado a cuestionarte,
aunque la nada siga avanzando sin ti.Puedo evadirme y escaparme,
apagar y encender partes de mí,
dejándome a mí
y dejándome a ti.Pero esto tiene que morir,
tiene que parar,
que quedarse debajo de alguien que no seas tú.Y puede que ella llore,
y puede que me desquicie,
¿pero por qué tienes que mentirme y no vengarte hasta que coseches lo que siembras?Y puede que ella resurja,
y reclame el suelo que ocupas,
el aire que usurpas,
el vacío que irradias.Y puede que ella se me lleve consigo,
¿pero qué sentido tiene bailar con zapatos?

Acacia.

Parte de mí se quedará siempre contigo,
rindiendo pleitesía a tu esternón.
No sigue ya mis órdenes,
y de tanto invocarla he perdido la voz.
Como un brazo amputado,
dando coletazos incluso cuado la sangre no fluye por él,
así eres y así soy.
Sedientos y ojerosos,
en busca de lo que solo trae desgracias,
de las vides y de las sentencias.Y mientras me digo lo mismo cada mañana, tú me preguntas que qué será de mí si ni el fuego para esta hemorragia.

Boreal.

Soy casa para ti,
soy la luz verde al otro lado del lago.
Como guía y como faro,
refugio a todos excepto a mí.

Sangro a destempo,
la hiedra corre por dentro de mis venas
intentando colonizar lo poco que has dejado sin mácula,
bajo hipnosis y rabia.

Entre tus costillas vivo yo,
y aunque no puedas oírme -nunca-
siempre canto contigo,
escuchando las únicas partes de ti que solo se sienten desde dentro.

Me ahogo cada vez que lloras,
incluso cuando no te dejas,
incluso cuando no lo notas.

Tu conciencia es un hierro al rojo vivo,
que desvía a todo lo que intenta entrar
menos a mí.
Yo ya estoy dentro.



Ópalo

Mi mera existencia es una involución para la especie. Soy el sujeto débil del que habla Darwin. 
Si os hablase de mi suerte, la pasión de Juana de Arco os parecería cosa de niños; siempre me caigo y cada vez peor. La irregularidad de los terrenos por los que me muevo me está dejando sin pies y los suelos solo los siento con la cara.
Siempre me topo con lo que no quiero ver.  Delante de mis narices, pasando desapercibido e inequívoco, trazándose sobre la única trayectoria en la que no se me ocurrió pensar. 
Las tangentes se me dan mal así que de nuevo, siempre me escapo mal.
Condenada, como Ícaro, a quemarme como fin. A subir para bajar. Y, del mismo modo que la lluvia fue creada para caer,  tú has nacido para matarme, y yo para morir.
Quizá ella conduzca.

Felino.

He lidiado con cosas que tú no podrías soportar.
Conflictos y contactos horribles que abruman a la minoría de momentos felices.
Que aun así existen y se enquistan como espinas bajo el abrasador roce de la cámara y de la bovina que los repite y rota sin poder parar.Vida es ciclo y circo es vida.
Como payasos sin nariz bailando al ritmo de mis espasmos, de tus orgasmos y pequeñas muertes
que suceden y se mecen mientras haces sonar a lo que no tiene voz.No quieras que quiera seguir así.
Oculta entre agujas y serrín,
siendo el vómito del olvido que impregna tu almohada de olor a vino.