martes, 13 de enero de 2015

Same old thing.

Buenos días, ¿sabéis qué?
Todo sigue siendo un enorme montón de mierda.
Cada vez creo más perfiles y cada vez hay más gente a mi alrededor que se emplea a fondo para traspasar mis muros y romper mis esquemas.

La libertad se quedó con la ignorancia, sumida en el más oscuro de los fosos mientras la propia imposición de unos valores ajenos a mí me corroe como ácido a algodón.
Necesito más de lo que tengo, quiero más de lo que necesito.

No voy a mentiros, por una vez seré sincera. Sigo tocada y hundida; sigo encajada en las condiciones de ayer.

Sacadme de aquí.