Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Conections fading.

Es un trago y 45 minutos de espera.
Es obtuso como tú.
Es un blues con petróleo.Demuéstrame que existes
porque creo que he idealizado la utopía,
porque muerta la mentira,
muertos los ojos.Me he mirado tanto al espejo
que he llegado a creerme
que mi alma reside en el reflejo,
que solo se ve desde fuera,
que nunca se va y siempre se queda.Arpégiame a destempo
sin que las cosas bonitas suenen,
sin que nada encaje.Las melodías solo las aprecio
cuando ya se acaban,
cuando navegan entre nubes,
cuando el pretérito
y no el presente
las contiene.Descóseme los sueños
porque se están transformando en aire
que se inhala
y no se respira.Sin miramientos.

New Macabre.

Pero no puedo hacer nada
si todo lo que quiero
es la angustia
que espero.

Me están cantando
mi ira y mi mente
sobre un lugar más allá,
más tranquilo,
más caliente.

¿Está tan mal?

Todas las pequeñas cosas
se arremolinan en círculos
y, lo siento, porque ni siquiera las más lejanas
son capaces de acabar con el vínculo.

Enciéndeme eso.

¿Es en Júpiter
o en Saturno
donde habitan las conclusiones
de lo absurdo?

Qué suaves son tus fauces.

Esas luces a tu lado
te ciegan,
te impiden ver a las que esperan,
te dejan las mañanas sin estrellas.

Polivalencia entre bambalinas,
no quiero verte más
que me dices que querer es poder.

Cheek to cheek.

Es impresionante cómo, a la ridícula distancia de un breve instante, tu esencia se lleva  al demonio que te destituye de tu posición de musa, desnudándote sobre el vago eco de mi mí en menor.
Acabo de tener una visión muy bonita, en la que todo sale mal y sin embargo permanece igual.
Llévame al cine y pega tu mejilla con la mía en cuanto salgan,  frenéticos, casi flotando, los pies de Fred.
Que de poco te sirve estar rozando el cielo mientras yo sigo latiendo.



Naranja.

Cada día hay un problema nuevo.
Y me parece de lo más lindo porque siempre hay algo que aprender dentro de las injusticias.
Es muy ridículo, si lo analizas conmigo, que solo me quede con las nimiedades malas mientras lo bonito todo se desvanece en el olvido. No nos viene bien.
Pero el problema no es el problema. El problema es el conflicto.
El problema es siempre tragar sin haber masticado bien.

Te prometo que para la próxima me dejo de enigmas y te lo explico. Si me sale. El condicionante que dio pie a la hecatombe.
Si te oscureces mucho, cuando te apagues, te buscaré entre las estrellas.
Me has salido esotérica y nunca tienes las manos frías.

No me gusta sumar.

Una tiene sus manías porque si no acabo de escribir antes de que se me acabe el cigarrillo, no acabaré nunca. Pero hoy es diferente. Hoy he descubierto adónde va la gente los domingos.