viernes, 29 de abril de 2016

Distopía.

Explicádmelo.
Porque no tengo claro si la supervivencia es un medio o un fin.

Si no debo, debo.
Y si debo, no debo.

Lo más probable es que -no- consiga asimilar
las paradojas
sin buscarles sentido.

Quizá cuestionándolo todo,
me pierdo cuestionándome.
Cuestionándote.

Deberíais dejarme salir de aquí,
pero no figura entre mis derechos,
un pinchazo a un inframundo
cuya existencia es más incierta que la mía propia.

Nadie oye las llamadas de socorro,
pero todos acuden al fuego;
hasta que no lo extrapolas, no lo sientes.
A lo mejor, luego tampoco.

Y si intentáis descifraros,
plantéaos si es un medio
o un fin último.

Y si llegáis a una respuesta,
compartidla,
por favor,
compartidla
conmigo.

sábado, 16 de abril de 2016

Stay low.

Dices que no, porque en el fondo, girar las tornas sí que importa en gran medida.

Si no lo consigues, la respuesta varía radicalmente a un afirmativo rotundo y, como aditivo, veloz.

Y la condición se transforma en premisa, y vuelves al punto inicial.

No puedes evitar lo inevitable porque sabes que lo que se desea, nunca se alcanza al mismo grado al que se necesita.

Sí.

sábado, 2 de abril de 2016

Seem to come alive.

Y, como todo lo demás, también requería una desintoxicación.