jueves, 6 de febrero de 2014

We are the shadows screaming take us now.

Es difícil. 
Es difícil que tu propia conciencia vaya en contra de tu, ya de por sí, inestable psique. 
Y es por cobardía, por lo que mi mente no toma ese "camino fácil" que a todo ser humano le parece un acto deplorable opuesto a la propia integridad de la moral universal.
Por cobardía no me enfrento a la propia cobardía. Por miedo. Por culpa de ese sonido alarmante que, al igual que tus propios demonios, se manifiesta cuando tratas de poner un punto, cuando tratas de acabar una línea...

No hay comentarios:

Publicar un comentario